COMEDOR-CARACUBO

“SOMOS LO QUE COMEMOS”

Una de las bases de la Medicina Tradicional China (MTC) que llevan aplicando desde hace miles de años esta sociedad tan longeva es que: “Somos lo que comemos”. Y desde hace relativamente poco tiempo este concepto está calando en occidente, donde se está desarrollando un nuevo campo de investigación que es la Epigenética, disciplina que estudia  los factores no genéticos que intervienen en el desarrollo de un organismo. Uno de los factores no genéticos mas importantes que la Epigenética considera que intervienen en el desarrollo de nuestro organismo es el ambiente, y la nutrición, como su máxima representación. Además, otras líneas de investigación relacionadas con la salud están asociando la acidez de nuestro organismo con el desarrollo de enfermedades como el cáncer. Siendo cada vez mas conocidas las terapias de prevención del cáncer mediante la nutrición, entre otras cosas, porque ya conocemos que un ambiente ácido ayuda al desarrollo de las células tumorales. Así pues, cuanto menos acidifiquemos nuestro cuerpo con la alimentación que recibamos, menos fácil tendrán las células cancerígenas de prosperar.

Así pues, cómo nos sintamos, cómo nos desarrollemos, cómo nos defendamos ante agentes patógenos externos e internos, etc, en gran medida vendrá marcado por cómo nos alimentemos.

Teniendo en cuenta toda esta información, Caracubo quiere apostar por una dieta que nos ayude a mantener la salud, entendiendo salud bajo el prisma de la Medicina Tradicional China: “Salud es el equilibrio del organismo, la enfermedad es la pérdida del equilibrio”. Para ello confeccionamos nuestros menús siguiendo los siguientes criterios:

-          Utilizamos productos ecológicos o de la huerta Palentina, así conseguimos minimizar la cantidad de químicos que entran en nuestro organismo.

-          Seguimos una dieta donde los cereales integrales tienen gran importancia, evitamos así ingerir hidratos de carbono vacíos, asociados a los cereales blancos. En las testas de las semillas es donde se encuentran los nutrientes, si se las quitamos, sólo nos quedan los azúcares que engordan, pero no nutren.

-          En la medida de lo posible reducimos los tres venenos blancos: azúcar refinada, harinas blancas y lácteos en la elaboración de nuestras comidas.

-          Utilizamos las verduras de temporada ya que, además de ser de mejor calidad, energéticamente está mucho mas próximas a las necesidades que nuestro cuerpo tiene en cada estación del año.

-          Tenemos en cuenta el concepto de la naturaleza de los alimentos de la MTC (fríos, calientes, tibios, frescos), muy relacionado con las verduras de temporada, tendiendo a la selección de alimentos lo mas neutros posibles para nuestro cuerpo y así mantener y/o ayudar a lograr el equilibrio o salud.

jorge EstebanezAlimentación